JPMorgan pone la deuda de Venezuela en sus índices en “vigilancia”

 

CuentasClarasDigital/ Viernes 12 de abril de 2019.-

La deuda de Venezuela quedó a un paso de ser eliminada de varios índices de bonos de mercados emergentes después de que JPMorgan Chase & Co colocó a valores del país en “vigilancia”, debido a las interrupciones en la negociación a raíz de las sanciones de Estados Unidos contra el gobierno del presidente Nicolás Maduro.

En un aviso a clientes de índices JPMorgan, que vio Reuters, el banco dijo que la “vigilancia de índice” cubría tanto los bonos soberanos como a los emitidos por la petrolera estatal PDVSA, que son parte de los índices EMBIG Diversified, EMBIG y EMBI+.

Durante el período de revisión, JPMorgan evaluará la liquidez y la viabilidad para negociar, además de las comunicaciones oficiales sobre la negociación en el mercado secundario de deuda de Venezuela. Cuando el período finalice, el 28 de junio, “se determinará un curso de acción más definitivo para Venezuela en el índice”, dijo el banco.

Sanciones impuestas por la Oficina del Tesoro de Control de Activos Extranjeros (OFAC, por sus siglas en inglés) han dificultado la negociación en el mercado secundario, la liquidez y la formación de precios para los bonos soberanos de Venezuela y los de PDVSA, según el aviso.

JPMorgan dijo que el 76 por ciento de los inversores que respondieron recientemente a una encuesta dijo que sus contrapartes aprobadas no les ofrecieron la posibilidad de deshacerse de sus bonos de PDVSA o los activos soberanos.

“Estas condiciones constituyen de facto un evento de interrupción de mercado desde el punto de vista del índice”, dijo.

Actualmente, 20 bonos de Venezuela (12 emisiones soberanas y ocho de PDVSA) se encuentran en el índice de referencia EMBIG Diversified con un peso total de 0,97 por ciento, que se compara con el 1,19 por ciento de principios de febrero.

Durante el gobierno de Maduro, el país petrolero ha incumplido la mayor parte de sus 63.000 millones de dólares de deuda, ya que ha entrado en un espiral económico descendente con una hiperinflación desenfrenada, recesión y una escasez de alimentos.(Reuters)

Anuncios

EEUU sancionó a red libanesa de lavado de dinero de la droga que actúa también en Venezuela

CuentasClarasDigital/ Jueves 11 de abril de 2019.- 
Estados Unidos anunció este jueves sanciones específicas contra una red libanesa acusada de lavar dinero de “barones de la droga” y contribuir al financiamiento del movimiento chiíta Hezbolá, respaldado por Irán y considerado una organización “terrorista” por Washington.

El Departamento del Tesoro agregó a sus listas negras al libanés Kassem Chams, a la “organización de lavado de dinero” de este último, y a Chams Exchange, una compañía de servicios financieros con sede en Chtaura, en Libano.

Esta “red internacional” está acusada de lavar dinero de la droga en todo el mundo, “decenas de millones de dólares cada mes” y de “facilitar el movimiento de dinero en beneficio de Hezbolá“, según un comunicado del Tesoro. También tiene actividades en Australia, Brasil, Colombia, España, Estados Unidos, Francia, Italia, Holanda y Venezuela.

Estas sanciones son parte de la “campaña sin precedentes del gobierno para evitar que Hezbolá y sus afiliados terroristas globales se beneficien de la violencia, la corrupción y el tráfico de drogas“, dijo el subsecretario del Tesoro, Sigal Mandelker.

Asimismo, destacó que Chams Exchange está autorizado por el Banco Central de Líbano “a pesar de las antiguas sospechas expresadas por las autoridades estadounidenses”. El Tesoro está “decidido a trabajar con el Banco del Líbano para bloquear el acceso al sistema financiero libanés a los traficantes de drogas, los lavadores de dinero y los grupos terroristas como Hezbolá”.

El gobierno de Donald Trump acusa al Irán chiíta de desestabilizar el Medio Oriente y lo convirtió en su principal motivo de preocupación, por lo cual incrementó las sanciones para reducir sus ingresos, así como los de sus aliados regionales como el Hezbolá libanés.

AFP

Maduro vacía Venezuela de oro y coltán para conseguir dólares y evitar sanciones

 

CuentasClarasDigital/ Jueves 11 de abril de 2019.-

El Gobierno de Nicolás Maduro necesita dólares contantes y sonantes para mantener su poder, algo que se le ha dificultado enormemente tras las sanciones de Estados Unidos. La última denuncia del Parlamento democrático ha puesto el foco en el vaciado de las bóvedas del Banco Central de Venezuela (BCV): en lo que va de año al menos 24 toneladas de oro monetario fueron retiradas de su sede principal en Caracas para ser vendidas en otros países.

Estas reservas, junto al oro minero que se extrae todos los días de la Gran Sabana y que se vende a turcos, rusos y árabes, al coltán de sus yacimientos en el Amazonas y a los diamantes que se extraen en las inmediaciones del Guri (Estado Bolívar, fronterizo con Brasil), se han convertido en fundamentales para mantener el pulso con el Parlamento, que poco puede hacer más allá de denunciar lo que definen como «contrabando, desfalco y rapiña» del país. «Son operaciones oscuras y mecanismos inusuales de intercambio comercial», resume el diputado Ángel Alvarado, uno de los detectives que persigue los singulares viajes de las riquezas venezolanas.

La última operación se realizó aprovechando que el colapso eléctrico nacional ha dejado sin agua las oficinas del BCV. El diputado José Guerra advirtió que extraños movimientos se realizaron en su sede, hasta que el Parlamento pudo confirmar que se habían retirado ocho toneladas en lingotes. De esta forma sólo quedarían 100 toneladas en su interior.

Como si se tratara de una película de espías de nueva generación, los rastros del oro venezolano aparecen por medio mundo. Ya conocido fue el capítulo el mes pasado de las siete toneladas que aparecieron en Uganda y de las tres toneladas compradas en los Emiratos Árabes. Para ponerle más misterio al asunto, hasta el puerto de Trieste llegó un cargamento con cinco toneladas de coltán. Las autoridades italianas investigan su procedencia.

Venezuela también cuenta con yacimientos de este mineral, cotizado porque se usa para la fabricación de móviles. Según otro diputado, Américo de Grazia, uno de los principales operadores de coltán es Nicolás Maduro Guerra, el hijo del líder bolivariano. El Parlamento ha notificado varias veces que este delegado de la Asamblea Constituyente, a quien su padre puso al frente de la investigación nunca realizada del escándalo Odebrecht, es el propietario de una mina de coltán en Amazonas, donde cuenta con protección de comandos de la guerrilla colombiana del Ejército de Liberación Nacional (ELN).

CERCO DE TRUMP
Las ventas de minerales y del oro monetario se siguen efectuando pese al cerco impuesto por el Gobierno de Donald Trump, que también ha congelado capitales financieros en su país tras la petición realizada por Juan Guaidó, presidente encargado por el Parlamento. La agencia Reuters confirmó que Washington ha pedido a compradores internacionales de oro dejar de hacer negocios con la revolución, lo que no impide que Caracas siga vendiendo los lingotes por medio mundo. Y siempre a precio de remate.

Con información de El Mundo/ España

Guaidó amplía funciones de junta administradora de Pdvsa para pagar bonos

CuentasClarasDigital/Martes 9 de abril de 2019.-

El presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, amplió las funciones de la junta administradora ad hoc de Petróleos de Venezuela (Pdvsa), para que ejerza la representación legal de la empresa en el extranjero y autorice el pago de intereses y capital de bonos emitidos por la estatal.

“La junta administradora ad hoc tendrá todas las funciones que corresponden a la asamblea de accionistas, junta directiva y presidencia de Pdvsa, a los fines de ordenar transferencias bancarias en cuentas a nombre de esas sociedad mercantil y solicitar a terceros a realizar pagos en su nombre, únicamente para pago de intereses o capital de bonos emitidos por Pdvsa”, indica el texto aprobado por Asamblea Nacional (Parlamento), en la sesión ordinaria de este martes.

Esta decisión permitirá a Pdvsa evitar caer en default con el único bono con el que se mantiene solvente, el Pdvsa 2020 y que tiene como garantía la mitad de las acciones de Citgo, la subsidiaria venezolana en Estados Unidos y que ya está bajo control de Guaidó desde febrero.

Pdvsa dejó de pagar sus compromisos de bonos en 2017 y acumula más de $2.700 millones en pagos rezagados de intereses de deuda. El próximo 27 de abril la estatal debe cancelar $107,3 millones por concepto de intereses del papel que vence en 2020.

El gobierno de Estados Unidos, uno de los más de 50 que reconoce a Guaidó como presidente, le autorizó el manejo de las cuentas de Pdvsa y de la República en ese país, lo que en teoría le permitiría ordenar transferencias.

El acuerdo aprobado este martes contempla también que los pagos que decida realizar la junta administradora ad hoc, deben autorizarse en la Asamblea Nacional.

Adicionalmente, el documento amplía de cinco a nueve los integrantes de la junta, integrando a Luis Pacheco (quien además la presidirá) Claudio Martínez, León Miura, María Lizardo y Alejandro Grisanti.

La junta también ejercerá la representación de Pdvsa en el extranjero y nombrará a las juntas directivas de las filiales de la empresa en América del Sur, Holanda y Curazao.

Con información de Banca y Negocios

Apelan fallo de Corte de Miami que desestimó demanda a nombre de Pdvsa

CuentasClarasDigital/ Martes 9 de abril de 2019.-

Pdvsa US Litigation Trust, un grupo que asegura hablar en nombre de Petróleos de Venezuela, apeló la decisión de una Corte de Miami que desestimó una demanda emprendida en marzo de 2018 contra una 40 empresas a las que acusa de conspirar en operaciones fraudulentas en la venta de petróleo.

La solicitud de apelación se presentó el 22 de marzo, luego de que el 8 de marzo el juez Darrin Gayles, desestimara la demanda que exigía una millonaria reparación por parte de empresas como Vitol, Glencore, Lukoil y otras, a las que se señalaba de ser parte de un extendido esquema de sobornos, corrupción y espionaje que causó pérdidas a Pdvsa.

El Pdvsa US Litigation Trust deberá ahora presentar los argumentos que rebatan la decisión del juez Gayles, quien consideró en su decisión que ese grupo no tiene validez para representar los intereses de Pdvsa, debido a que no pudo demostrar la legalidad de su creación y además fue declarado inconstitucional por la Asamblea Nacional venezolana (de mayoría opositora y reconocida, junto con el presidente interino Juan Guaidó, como únicos poderes legítimos en Venezuela).

Desde que se presentó la demanda, el Pdvsa US Litigation Trust ha tenido dificultades para sostener su legalidad para hacer las exigencias que aludían a pérdidas mil millonarias por parte de la estatal Pdvsa. Algunos medios estadounidenses aseguraron que se trataba de unos $10.000 millones.

En su sentencia, el juez Gayles detalla que de los cinco firmantes para crear el fideicomiso que denuncia, no pudieron autenticar tres firmas que son las de Nelson Martínez, expresidente de Pdvsa, fallecido bajo custodia policial en diciembre de 2018; Alexis Arellano, representante de Pdvsa y Reinaldo Muñoz Pedroza, procurador general del gobierno de Nicolás Maduro.

“Las mismas personas que podrían declarar sobre la autenticidad de sus firmas en el acuerdo de fideicomiso no están disponibles, en parte, debido a los disturbios políticos en Venezuela. E incluso si el demandante puede autenticar el acuerdo de fideicomiso, este viola una prohibición de Nueva York”, dijo el juez.

Además, se señala que el acuerdo contemplaba que si se obtenía una victoria en el caso, 66% del dinero demandado se repartiría entre los abogados, un investigador (que descubrió la trama) y un “financista”, cuyo nombre no se revela. El restante 34% quedaría en manos de Pdvsa. Una condición que el juez un impedimiento para continuar con el caso.

“El claro propósito del acuerdo de fideicomiso era presentar esta demanda, con los abogados e inversionistas como los principales beneficiarios. Como resultado, el acuerdo de fideicomiso es nulo según la ley de Nueva York y no puede proporcionar una base para que el demandante pueda iniciar esta acción”, indicó el juez en la sentencia.

Por otro lado, el juez indica que “si bien la Corte es consciente del sufrimiento de los venezolanos y de la gravedad de las acusaciones contra los demandados, no puede proseguir porque “el demandante no tiene legitimidad y no es la parte adecuada para presentar estas reclamaciones”.

Banca y Negocios @bancaynegocios

Opinión | Carlos Tablante: La cleptocracia se adueñó de la revolución

Publicado en Cuentas Claras Digital el martes 09 de abril de 2019.-

La cleptocracia chavista ya es conocida a nivel mundial. Prácticamente no queda una zona geográfica del planeta en cuyos bancos los jerarcas chavistas y maduristas no hayan realizado transacciones para tratar de legitimar el dinero robado a Venezuela.

La nota mas reciente sobre el tema la publicó este lunes el medio digital español El Confidencial que hace un resumen de lo que hemos venido denunciando durante un lustro: por medio de ilegales negocios con el diferencial cambiario, altos funcionarios y sus cómplices en el sector privado saquearon un promedio de 20.000 millones de dólares anuales desde el establecimiento del control de la moneda en 2003. Es decir, aproximadamente 320.000 millones, cifra similar a la denunciada en nuestro libro El Gran Saqueo en 2015. Concluye el portal hispano, que esa cantidad supone el 20,7% del producto interior bruto de Venezuela, conforme a los datos publicados por el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Para realizar las ilegales transacciones que los enriquecieron más allá de lo siquiera imaginable por un ciudadano común, los cleptócratas no respetaron ni respetan ninguna de las necesidades básicas de los venezolanos: la importación de plantas y equipos eléctricos, de alimentos y de medicinas – en especial las compradas a Cuba como intermediaria – y de muchos otros rubros indispensables para la vida, han servido de vehículo o excusa para concretar operaciones de cambio de divisas ilegales e inmorales que enriquecieron grotescamente a ministros, directores y a sus operadores y testaferros.

Mención aparte tienen las oscuras e igualmente irregulares transacciones financieras realizadas desde la Pdvsa “roja-rojita” de Rafael Ramírez y la Oficina Nacional del Tesoro de la almirante Carmen Meléndez, el teniente Alejandro Andrade Cedeño, la mayor Claudia P. Díaz Guillén con su esposo el capitán Adrián Velásquez y el sobrino de Cilia Flores, Carlos Erik Malpica Flores, en base a la misma trama cambiaria, parte de la cual ha sido confirmada por fiscales de EEUU en la investigación realizada en Florida al abogado Raúl Gorrín y sus cómplices, entre ellos uno de los socios principales de la contratista eléctrica Derwick Associates, Francisco Convit Guruceaga.

La crisis humanitaria que hoy sufre Venezuela se debe a la incapacidad de quienes integran el régimen pero sobre todo a la desmedida codicia que los caracteriza, la cual no ha disminuido ni siquiera con las enfermedades, la muerte, la violencia, ni el desplazamiento obligado de millones de venezolanos ocasionado por la falta de libertad y la violencia, pero sobre todo por el colapso de la economía y los servicios públicos.

Los escándalos de corrupción del arruinado sector eléctrico, por ejemplo, comenzaron en 2011, sin embargo, a pesar de ello, el general Luis Motta Domínguez, que asumió como ministro de Energía Eléctrica y presidente de Corpoelec varios años después, no tuvo reparo ninguno en continuar la trama de sobreprecios y sobornos, tal como quedó evidenciado hace un mes con la detención en Miami de su cómplice y testaferro Jesús Ramón Veroes, conocido comerciante de la Isla de Margarita, quien hoy se encuentra colaborando con las autoridades de EEUU.

Utilizar el hambre de un pueblo para enriquecerse ha sido otro de los perversos mecanismos a través del cual se han enriquecido funcionarios y seudo empresarios.

En la primera página del diario Últimas Noticias del 8 de junio de 2015 apareció una promesa de las tantas incumplidas por el régimen del autócrata Maduro. Decía el titular: “En dos meses estará resuelto el abastecimiento”. El anuncio lo hacía el ministro de Alimentación, general Carlos Osorio, relacionado con cuestionados proveedores, entre ellos, Naman Wakil, dueño de varias empresas de maletín con las cuales realizó decenas de importaciones irregulares de alimentos con sobreprecio y de pésima calidad o a punto de caducar, tal como quedó en evidencia en el expediente No. 318350-2016 de la investigación que adelantó el Ministerio Público de Venezuela hace tres años. El mismo Naman Wakil que transfirió casi 6 millones de dólares a las cuentas en un banco suizo de los cuñados del general Carlos Osorio cuando este controlaba el Ministerio de Alimentación y la desaparecida CASA.

No es casual que la mayoría de los protagonistas de los peores escándalos de corrupción de la historia de nuestro país sean militares.

Como ya dijimos en el libro El Gran Saqueo, en Venezuela, la Fuerza Armada Nacional, que nunca debió estar al servicio de ninguna parcialidad política, fue convertida por Hugo Chávez en una especie de partido militar que no solo actúa abiertamente y se involucra en el debate político favoreciendo siempre el patrón del partido único, el líder único y el pensamiento único, al margen de la Constitución, sino que también, a través de una parte de sus miembros, nombrados por Maduro en posiciones clave de la administración pública, han tenido el control de las finanzas oficiales.

Por todo esto y por lo complicado de la situación, debemos continuar la presión interna y externa sobre el régimen, como ha dicho el presidente (E) Juan Guaidó.

Considero que así como se ha abierto el canal humanitario para atender la emergencia social, se podría transitar también el camino de la Política para propiciar desde la Asamblea Nacional la realización de unas elecciones libres y verdaderas, ya que lo deseable es que nuestro conflicto se resuelva con votos y no con balas.

@TablanteOficial

La cleptocracia del chavismo: así se saquea el 20% del PIB anual de Venezuela

Publicado en CuentasClarasDigital, lunes 08 de Abril de 2019.- 

El Confidencial.- Es necesario remontarse a una reunión de 2002 en el palacio presidencial de Miraflores para entender cómo se establecieron las redes de la corrupción institucionalque han expoliado los recursos económicos de Venezuela en los últimos 17 años, principalmente mediante la malversación organizada del principal activo del país: la petrolera estatal PDVSA.

Según relata un alto oficial del Ejército venezolano, en ese encuentro, el entonces todopoderoso ministro del Poder Popular de Petróleo y Minería, Rafael Ramírez, sentó a Hugo Chávezy a otros militares y banqueros próximos al Gobierno. Allí, Ramírez expuso la necesidad de derivar al extranjero parte de los beneficios de la venta internacional de crudo para financiar el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) y también para generar ahorros en divisas a través de la compra de bonos nacionales como los del Reino Unido. Todo ello ha generado que afines al chavismo hayan cobrado desde entonces comisiones multimillonarias en ese tránsito de capitales públicos y, además, hayan distraído para ganancia propia ingentes cantidades de dinero para engordar sus cuentas en bancos de Suiza, España y otros países*.

Ese esquema diseñado de malversación fue tasado en 2018 en 20.000 millones de dólares anuales. La estimación la realizó un experto estadounidense del Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos en una investigación que sirvió en julio pasado a un tribunal de Florida para acusar a varios próceres del chavismo, principalmente a los que han sido protagonistas de ese sistema de fraude entre 2014 y 2018. Sobresalen entre los aludidos personalidades como el propio presidente Nicolás Maduroy su testaferroy presidente del canal televisivo Globovisión, Raúl Gorrín. El auto de acusación señala a Maduro y a sus hijastros como beneficiarios de transacciones ilegales que rondarían los 160millones de dólares.

Si el expolio anual en estos últimos años ha sido de 20.000 millones de dólares, esa cantidad supone el 20,7% del producto interior brutode Venezuela. Conforme a los datos publicados por el Fondo Monetario Internacional(FMI), en el año 2018 el PIB del país caribeño ascendió a 96.330 millones de dólares. Cierto es también que el PIB ha caído bruscamente desde 2015, cuando alcanzó los 243.000 millones, según el FMI.

Documentos judiciales y bancarios en manos de El Confidencial y el testimonio recabado de oficiales del propio chavismo, abogados y agentes de servicios de Inteligencia muestran cómo entre 2011 y 2013 se movieron en bancos suizos no menos de 1.862**millones de euros directamente transferidos desde PDVSA y 4.805 millones de dinero público venezolano que se gestionaron para comprar bonos en Reino Unido. En la compraventa de bonos británicos, jugaron al lucrativo negocio del cambio de divisas de libra esterlina a dólar y luego a bolívar.

Esta actividad dejó pingües beneficios por la dualidad del precio, muy disímil entre el valor del dólar oficial en Venezuela y el del mercado negro. Los beneficios de los cambios, en centenares de millones de dólares, se transferían desde cuentas en Suiza a diferentes bancos donde sociedades de Estados Unidos, España, Malta, Suiza, Curazao, Panamá, Bahamas y otros países tenían sus cuentas y blanqueaban el dinero originado en los ingresos de la estatal petrolera PDVSA. Entre los titulares de esas cuentas fueron agraciados el propio Raúl Gorrín y su socio,Gustavo Perdomo, altos funcionarios, militares, financieros, empresarios y las propias familias de Chávez y Maduro. Todo ocurrió con el beneplácito y la complicidad presidenciales.

Según evidencia la documentación a la que ha tenido acceso este diario, esos miles de millones de euros expoliados durante el chavismo no solo han servido para llenar de ceros las cuentas bancarias de unas decenas de aprovechados, sino que también han sido blanqueados mediante la compra de inmuebles y fincas en multitud de países (incluida España), la adquisición de obras de arte en casas de subastas como Sotheby’s o Christie’s, yates, aviones privados y un sinnúmero de objetos de lujo.

¿En qué consistía el negocio del cambio de divisas de fondos procedentes de PDVSA y que está siendo investigado y ya ha sido juzgado en varios países? El auto de Florida, firmado por el experto en movimientos financieros ilícitos George F. Fernández, lo explica de forma concisa y diáfana con un ejemplo: “En 2014, un individuo podía cambiar 10 millones de dólares a cambio de 600 millones de bolívares de acuerdo a la tasa económica real. Entonces, si ese individuo tenía acceso al precio fijado por el Gobierno, podía convertir esos mismo 600 millones de bolívares en 100 millones de dólares. Básicamente, en tan solo dos transacciones, esa persona podía adquirir 100 millones de dólares por únicamente 10 millones”. Es decir, la ganancia en una operación como la ejemplificada era de 90 millones.

Según fuentes consultadas por este diario, ese esquema de defraudación dado en Venezuela durante años y hasta la fecha era posible gracias a dos circunstancias fundamentales: la necesidad del Estado de convertir en bolívares los ingentes ingresos generados por las exportaciones de crudo, y porque altos funcionarios, empresarios y expertos financieros, como la familia Oberto, y Raúl Gorrín y sus cómplices sobornaron a los directivos de PDVSA y de la Oficina Nacional del Tesoropara disponer de esos caudales públicos, moverlos en el extranjero y posteriormente convertirlos en bolívares según un cambio privilegiado que propicia ganancias que se escapan al entendimiento del común de los mortales.

Según refieren los documentos en poder de este diario y sucesivas investigaciones judiciales habidas en diversas jurisdicciones nacionales, los conspiradores de ese sistema cleptocrático se sirvieron de expertos en blanqueo de capitales. Entre estos peritos financieros había y hay ciudadanos con pasaporte de Alemania, España, Suiza, Portugal, Colombia, Uruguay o Estados Unidos. Estos operadores de grandes sumas de dinero saben perfectamente qué bancos realizan una diligencia rigurosa o inconsistentesobre el origen de los fondos y sus poseedores. A modo de ejemplo, son sabedores de que el conocido como examen previo a los clientes KYC (‘know your client’) es laxo en instituciones financieras de banca privada como Compagnie Bancaire Helvétique (CBH) o EFG Bank, ambas radicadas en Suiza.

El expolio de los recursos de Venezuela no se queda en el crudo, aunque este diario no tiene cifras fidedignas de otras legitimaciones ilícitas como la de la explotación del oro. En 2011, Chávez decretó la nacionalización de la explotación y comercialización de la industria del oro. El Ejecutivo de Maduro profundizó en esa política estratégica y creó en 2016 el llamado Arco Minero del Orinoco, un inmenso territorio rico en oro y otros metales preciosos en el centro-este de Venezuela. La empresa de capital mixto estatal-privado Oro Azul SA lleva la gestión para recabar el oro y hacerlo refinar principalmente en Suiza, Bélgica, Emiratos Árabes Unidos y Turquía. A su mando está Jorge Arreaza, yerno de Chávez y actual ministro de Exteriores.

“En los últimos tiempos, Venezuela había convertido las islas de Curazao y Aruba en las potencias exportadoras de oro de América”, refiere a este diario un conocedor de los tejemanejes del Gobierno de Maduro con la industria aurífera.

El comercio ilegal de las onzas doradas afloró cuando un cargamento de 50 kilos, valorado en unos dos millones de euros, fue aprehendido en febrero de 2018 en el aeropuerto Reina Beatrix de Aruba después de llegar de Maracaibo, según desveló recientemente la investigación periodística “La fuga del oro venezolano. La ruta de un saqueo oficial”, del medio ‘Runrunes‘. La valiosa mercancía había sido embarcada de manera clandestina por un escolta aduanero venezolano en un vuelo de KLM destino Ámsterdam.

El trabajo de ‘Runrunes’ demostró que la minería del Orinoco la explotan los militares, guerrilleros, intermediarios extranjeros y bandas de criminales o ‘pranes’, palabra usada en Venezuela. “En el Arco Minero está metida de cabeza una élite militar. De allí no sale ni un gramo de oro sin el visto bueno de la cúpula militar”, contó a los periodistas de ‘Runrunes’ Américo de Grazia, diputado de la Asamblea Nacional.

PDVSA se hunde

El general de la Guardia Nacional Bolivariana Manuel Quevedodirige la estatal petrolera PDVSA y el Ministerio de Petróleo y Minerías desde noviembre de 2017. La gestión de la mayor industria del país, que produce alrededor del 95% de las divisas, está militarizada. Quevedo ni es ingeniero ni sabe del mundo del crudo, asegura una fuente acreditada de Venezuela que conoce el funcionamiento de PDVSA.

Los resultados no pueden ser más funestos para la economía del país caribeño. El militarismo y el clientelismo del régimen están acabando con la gallina de los huevos de oro de Venezuela. Según los últimos datos publicadospor la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), en 2005, las exportaciones de barriles de crudo llegaron a un pico de 2,2 millones diarios; en 2017 descendieron a 1,6 millones. Un país arruinado por la guerra como Irak exportó en 2017 casi cuatro millones de barriles diarios e ingresó al final del año 60.000 millones de dólares, siempre según datos estadísticos ofrecidos por la OPEP.

Además, el año que menos barriles de crudo se produjo en lo que llevamos de siglo fue 2017, último periodo del que informa la OPEP con datos fidedignos. En 2017, PDVSA extrajo dos millones de barriles diariamente, mientras que en el intervalo 2004-2006 siempre había superado los tres millones.

Si en 2012 los ingresos por exportación de petróleo llegaron a los 93.569 millones de dólares (promedio del barril en el año a 100,6 dólares, según la denominada cesta OPEP), en 2017 decrecieron a un tercio: 31.449 millones (47,6 dólares de media anual).

Las injerencias extranjeras que denuncia constantemente Nicolás Maduro en su cuenta de Twitterpueden ser verdad o no, pero la cleptocracia se instaló en el seno del chavismo y, efectivamente, muchos de los recursos venezolanos se ha desviado a bancos y países extranjeros hasta desvalijar las cajas de caudales de PDVSA, el pilar de la economía del país caribeño.

*Nota del redactor: entre 2011 y 2013, través de estos bancos se vehicularon no menos de 25.000 millones de dólares de los esquemas de corrupción y blanqueo de capitales a los que ha tenido acceso El Confidencial: Santander y Caixa Geral de España; EFG Bank, BSI Lugano, HSBC Private Bank, UBS y CBH de Suiza; JP Morgan Chase Bank, HSBC Bank USA, Wells Fargo Bank, Merrill Lynch y Citibank de Estados Unidos; Royal Bank of Canada; Total Bank, Ebna Bank NV y Girobank NV de Curazao; Barnett Capital Bank de Dominica; Banco Peravia de República Dominicana; Commonwealth Bank de Bahamas; Amicorp Bank de Barbados; Bancolombia Cayman de las Islas Caimán; Credicorp Bank de Panamá, Trium Bank y Davos International Bank de Antigua y Barbuda; Bankers Dubai LTD de Emiratos Árabes Unidos; Bank of China (Hong Kong) Ltd.; y OCBC Bank of Singapur. La llamada en el sector financiero ‘liability for compliance’ o responsabilidad de cumplimiento de la legislación por parte de los fondos gestionados no parece que sea seguida a pies juntillas por una parte de la banca internacional.

**Nota del redactor: los movimientos dinerarios de los documentos bancarios a los que ha tenido acceso El Confidencial están especificados en varias divisas: dólares estadounidenses, euros, francos suizos y libras esterlinas. Para reducir el cálculo a euros y dólares de los balances contables habidos entre enero de 2011 y finales de 2013, se ha usado el valor oficial de cambio de las divisas de una fecha intermedia, el 31 de diciembre de 2012. No se ha calculado el valor actual de esas cifras porque los índices de inflación de cada país involucrado en el tránsito de capitales son disímiles.

Nota de CCD: Para ver documentos, acceder a la nota original en la fuente.

Fuente: ElConfidencial