Ex comisario español Villarejo declara que Podemos le pidió desbloquear en Africa una gran suma de dinero chavista

Cuentas Claras Digital, 8 de mayo de 2019.-

El ex comisario José Villarejo, en un escrito presentado en la Audiencia Nacional, afirma que miembros de Podemos le pidieron ayuda para que desbloqueara en un banco de un país africano “una importante suma” de dinero, que procedía del chavismo venezolano, para poder repatriarlo a España.

Manuel González sería otro de los testigos claves para Villarejo. El abogado comunista y dirigente del PCE en la época de Carrillo fue para el ex comisario el intermediario que “abrió los contactos a Monedero y otros dirigentes de Podemos en el entorno de la cúpula bolivariana y obtuvo, sin embargo, un trato desabrido, una vez que consiguieron ganar la confianza de Chávez”.

Odebrecht sobornó a Maduro y eso le costó a Venezuela 35 mil millones de dólares

La constructora brasileña Odebrecht destinó decenas de millones de dólares para financiar ilícitamente campañas del chavismo en Venezuela a cambio de obtener contratos por más de $35,000 millones para obras que al final no se construyeron, en uno de las mayores tramas de corrupción registradas en la historia de América Latina.

Y lo poco que se construyó ya no se puede volver a usar en un futuro, o reiniciar las obras, porque sufren daños estructurales debido al abandono.

“Ya no sirven, están oxidadas […] son estructuras enfermas, dañadas por el agua, las condiciones climáticas y la exposición del tiempo. […] Esto ya no sirve, o sea que el país perdió todo ese dinero”, manifestó Ortega.

A cambio, Odebrecht financió campañas del chavismo, aportando dinero que era en ocasiones entregado en maletas repletas de dólares.

Al llegar la elección presidencial en la que compitió Maduro, el gobernante le solicitó a la firma brasileña que le pagara una contribución de $50 millones de dólares, pero Odebrecht terminó desembolsando sólo unos $35 millones.

A cambio de ello, Maduro se comprometió que al asumir la presidencia le daría trato preferencial a Odebrecht en toda futura obra de construcción, además de garantizar la continuidad de las obras que la compañía no había culminado.

Entre otras cosas, Maduro se comprometió a garantizar a la empresa un flujo de ingresos de $2,500 millones al año, el desembolso de pagos pendientes y priorizar a la compañía en la asignación de recursos financieros extraordinarios, dijo la fiscal en su presentación.

Y en lo que quizás tuvo el impacto más pernicioso para la nación, Maduro también prometió que las obras no serían supervisadas.

El juicio, que tiene previsto continuar el próximo lunes, aspira a establecer una sentencia en firme sobre uno de los más sonados casos de corrupción en Venezuela, aunque no es el único esquema bajo el cual el país ha llegado a un estado de pobreza extrema.

Maduro no reconoce la autoridad de Ortega ni del TSJ, y su régimen nombró ilegalmente su propio fiscal y magistrados, pero aún está por verse si la comunidad internacional, que desconoce mayoritariamente la legitimidad del gobernante, termina respetando el dictamen final.

Por el momento, el TSJ emitió a INTERPOL una orden de captura de Maduro bajo cargos de corrupción. La organización policial internacional aún no se ha pronunciado sobre esa solicitud.

Al comienzo de la audiencia, el presidente del TSJ, Miguel Ángel Martín, advirtió que en Venezuela “existe una crisis institucional que está afectando la normalidad de los ciudadanos y de la sociedad en general”.

“Ahora se ha presentado un arma letal, que es la desesperanza para bajar las luchas por la democracia y la libertad que está realizando con mucha fortaleza y altura el pueblo de Venezuela”, manifestó Martín.

El presidente del tribunal también consideró que hay “un vacío institucional” en el poder ejecutivo, por lo que llamó a los diputados de la Asamblea a llenarlo e iniciar “el proceso de transición que permita volver a la estabilidad y al Estado de Derecho”.

A la audiencia realizada en Bogotá sólo asistieron algunos de los magistrados, mientras que varios de ellos siguieron las sesiones por teleconferencia desde la alcaldía de Doral.

Del total de magistrados en el exilio, 13 están en Estados Unidos, seis en Chile, cuatro en Colombia y otros cuatro en Panamá.

Estado Delincuente: “El libro de Tablante y Tarre”

“Para conocer bien la explosiva realidad del presente y su proceso de incubación en los ámbitos de la criminalidad nacional, hay que leer el resultado de una gran investigación: “Estado delincuente o cómo actúa la delincuencia organizada en Venezuela”. Es una obra al alimón de Carlos Tablante y Marcos Tarre, un político de amplia experiencia pública y un experto-consultor de reconocida densidad. Lo prologa Baltasar Garzón. No conozco nada igual en nuestra bibliografía.

El libro analiza y documenta las realidades de la delincuencia organizada en sus ámbitos más diversos: estatales, financieros, transnacionales, subversivos, sociales; en sus diferentes tipos delictivos: contra las personas, contra los bienes, contra la cosa pública; en sus manifestaciones más corrosivas: narcotráfico, corrupción, asesinato, secuestro, contrabando, etc. La investigación demuestra el aumento avasallante de la criminalidad en la Venezuela del siglo XXI. Los autores reflexionan al respecto y proponen alternativas de políticas públicas. ”

Por Fernando Luis Egaña en Quinto Día.

Opinión de Periodistas sobre Estado Delincuente

César Miguel Rondón:

“Estado Delincuente es quizás el libro más duro escrito en Venezuela, desde hace varias décadas”

Francisco Suniaga:

“Estado Delincuente es una visión detallada del tejido en el que la trama del crimen organizado y la urdimbre de la institucionalidad del Estado, en todos sus niveles, se cruzan para generar esta inmensa sensación de desgobierno y anarquía, donde las leyes para proteger la propiedad son violadas a diario y los tribunales a los que acudir por protección no obedecen otra voz que la que proviene del Gobierno.”

Teodoro Petkoff: 

“Carlos Tablante, con la visión y el compromiso del político y luchador social y Marcos Tarre con la mirada del experto en seguridad y escritor, presentan también en este exhaustivo texto la dramática situación venezolana frente al asalto de la delincuencia organizada a los dineros públicos, al tiempo que hacen sensatas propuestas para enfrentar este complejo problema cuyo principal motor, la corrupción, amenaza con convertir a Venezuela en un verdadero Estado cleptocrático.”

Argelia Ríos:

“La cacería emprendida por Maduro es un acto de simulación y, al mismo tiempo, una mala apuesta que terminará victimizando a sus adversarios. Seguir mencionando la soga en casa del ahorcado no parece una buena idea. Los venezolanos se están volviendo perspicaces y saben dónde están los corruptos. Esa es la parte buena de este falso debate: que sirve para colocar sobre el tapete un tema en el que el gobierno siempre saldrá perdiendo, porque es bajo su amparo que ha tenido lugar el surgimiento de una compleja red de mafias apandilladas en torno al tesoro nacional. Por suerte, la historia ya comenzó a escribirse y una parte de ella está narrada minuciosamente por Carlos Tablante y Marcos Tarre, en un libro prologado por el juez Baltasar Garzón que está saliendo de la imprenta: “El Estado delincuente- Cómo actúa la delincuencia organizada en Venezuela”. Un título más que sugerente para el relato de las perversiones ocurridas a la sombra del sainete revolucionario.”

Estado Delincuente. César Miguel Rondón

“es el libro más duro escrito en Venezuela” César Miguel Rondón

Políticos y periodistas sobre “Estado Delincuente”

Teodoro Petkoff:  “Estado Delincuente: Cómo actúa la delincuencia organizada en Venezuela, expone la manera como la proverbial corrupción que arrastraba el Estado, en especial en el sistema de justicia, se desbordó en los últimos catorce años generando uno de los niveles de impunidad y violencia más altos del mundo, causante de la muerte de 150.000 venezolanos.”

Leopoldo López: “Los autores abordan temas polémicos, como el de la despenalización del consumo de drogas, desde una novedosa perspectiva.

Es un libro imprescindible para entender lo que ha ocurrido y sigue pasando en Venezuela y encarar con seriedad y voluntad los pasos a seguir para diseñar vías que permitan rescatar la institucionalidad y la gobernabilidad democràtica.”

English: Image of Leopoldo López, venezuelan p...